¡Palencia ya tiene Súper Chef!

1318

Hugo de la Hera García, de Aguilar de Campoo, es el ganador del primer curso y concurso organizado por la Diputación

Nació con la sartén bajo el brazo. Con once meses prefería las cebollas a los balones y, con dos años, metía gustosamente las manos en la bechamel de las croquetas. Y a sus doce, Hugo De la Hera García ya es el Súper Chef de Palencia. Es el primer premiado en el concurso de los talleres Súper Chef Junior que durante la primavera ha organizado el área de Juventud de la Diputación de Palencia en varias localidades, y que concluyó con un certamen en Villasarracino que enfrentó a los mejores de cada taller. Este pequeño cocinero de Aguilar de Campoo -que había participado en el taller de Dueñas- se alzó con una bicicleta que recibió con emoción y con el tremendo orgullo de su familia.

Orgullo que aún se ve en los ojos de su madre, Elena, que explica la dificultad que tenía el certamen. “Les daban 20 recetas y, cinco minutos antes, les indicaban cuál de ellas tenían que cocinar”. Hugo se enfrentó con maestría a su Pastel de carne de Cervera con patata de la Ojeda y pimiento caramelizado de Torquemada, que nunca antes había cocinado, y bordó no sólo la elaboración sino también el emplatado. “Es muy creativo”, puntualiza su madre.

Aunque suene a tópico, tenemos que decir que Hugo no sólo es un chef estupendo -hemos probado sus famosas galletitas, que a final de curso preparó para sus compañeros del Colegio San Gregorio de Aguilar-, sino también un niño encantador.

Prueba de ello es que compatibiliza su pasión por la cocina con sus obligaciones escolares y sus estudios de 3º de Fagot en el Conservatorio (al que acude desde Aguilar). Aficionado a los Lego, los disfraces, el senderismo y recoger setas, en casa ayuda -sobre todo en la cocina- e incluso prepara alguna que otra sorpresa. En los cumpleaños de sus padres, se levanta a las 7 para prepararles galletas recién hechas.

Hugo está deseando repetir… Con el sueño en el horizonte de ir al programa MasterChef de TVE. Gran parte del entusiasmo se lo ha transmitido VíctoGr Carranza, el cocinero encargado de impartir el curso que, por cierto, tenía como objetivo final aprender los valores de la buena gastronomía cocinando con los Alimentos de Palencia. “Sus clases eran muy divertidas”, comenta Hugo.

No sólo valora la buena cocina, sino también el acto social de comer, sobre todo en familia. “Cuando cocino me siento feliz, porque sé que después otros van a disfrutar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here