Esther Bengoechea publica ‘La lluvia de Camille’, premio ‘Rrose Sélavy’ de Novela Histórica 2019

50

La periodista y escritora Esther Bengoechea (Palencia, 1980) acaba de publicar La lluvia de Camille (Ápeiron Ediciones), que mereció este año el Premio ‘Rrose Sélavy’ de Novela Histórica que convoca Ápeiron, sello que edita la obra. Con una prosa madura, sobria y de lirismo contenido, la novela rememora la azarosa vida y la compleja personalidad de la escultora Camille Claudel (1864-1943), una mujer que pasó a la posteridad por su trabajo artístico, pero también por la turbulenta relación que mantuvo con su colega Auguste Rodin, de quien fue alumna, musa, colaboradora y amante.

La lluvia de Camille se presentará el próximo viernes 13 de diciembre, a las 19:30 horas, en la Biblioteca Pública de Palencia (Eduardo Dato, 4), acto de entrada libre que contará con la inter-vención de la escritora galardonada así como de Concha Lobejón, profesora de literatura y direc-tora de talleres literarios en la Universidad Popular de Palencia (UPP).

Ganadora en 2018 del Premio ‘Mariano del Mazo’ de Periodismo-Diputación de Palencia, Esther Bengoechea estructura de modo perspicaz su novela al seleccionar una veintena de episodios significativos de la vida de Camille Claudel, desde su nacimiento hasta su muerte, capítulos a los que la escritora dota de dimensión similar, titulados solo con el año de los hechos narrados. Ese planteamiento no solo agiliza la lectura, al despojar la obra de pasajes innecesarios, sino que le sirve para perfilar con claridad las muchas aristas de una mujer tenaz, inadaptada, sensible, independiente y pionera en la búsqueda del reconocimiento social como artista.

La escritora acierta, asimismo, a sugerir toda la complejidad del personaje indirectamente, a través de sus relaciones con los miembros de su familia y con Rodin. Además, Esther Bengoechea va apuntando con perspicacia la paulatina pérdida del equilibrio emocional e intelectual de Camille Claudel, que pasó sus tres últimas décadas de vida internada en un sanatorio mental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here