Especial Palencia Sonora 2019: Entrevistamos a la cara menos visible del festival, David García Torres

31

David García Torres (miembro de la organización de Palencia Sonora): «Palencia Sonora es un festival cómodo, que apuesta por la calidad»

Repasamos los 16 años de historia del festival con uno de sus organizadores, David García Torres.

Desde 2004, Palencia Sonora se ha consolidado como uno de los festivales de mediano formato más especiales del calendario alternativo nacional. En su trayectoria ha dado cabida a bandas consagradas del indie-rock y a grupos y artistas emergentes de la escena nacional.

¿Cómo fueron sus inicios la acogida?

Nosotros hacíamos conciertos en el Universonoro, y se llenaban. Incluso grupos no muy conocidos vendían todas las entradas. Y sí que teníamos la idea de hacer algo grande, porque siempre nos gustó la música. El festival empezó en 2003, y al principio la acogida fue pequeña: alrededor de 400 personas. Se hacía en un pabellón y participaron tres grupos. En su día, tuvimos el apoyo del Concejal de Festejos, que fue quien nos echó una mano para arrancar.

Tenemos buenos recuerdos porque en la primera edición vino Deluxe (más tarde repitió Xoel López), y un par de grupos que ya no están en  activo. Al principio no teníamos un perfil tan marcado como ahora porque antes tampoco existía tanto. El festival era más ecléctico, mezclábamos más el rock, el indie y otros géneros (Gecko Turner estuvo en su día). Ahora sí tenemos una línea más marcada y lo vemos de otra manera.

Tenéis otros foros

Sí, tenemos otros grupos que nos gustan tanto o más que los indies, pero vemos que encajan mejor en otros formatos como ‘Palencia en negro’ o ‘La Huerta de las delicias’.

¿Os imaginabais que el festival tuviera un recorrido tan largo?

Nosotros siempre hemos ido paso a paso. Ha habido años muy duros, de picar piedra, de no tener una ubicación constante; y luego hubo puntos de inflexión. Uno de ellos fue llevar el festival al Parque del Sotillo, y otro fue sacarlo a la calle. Eso permitió que creciera. Ahora, los festivales están en auge. La gente apuesta por ellos y los consume. Si me dices hace diez años que Palencia Sonora iba a estar donde está ahora, no me lo hubiera creído. Pero ahora sí me lo creo, y veo que el festival puede crecer más todavía.

¿Cuál dirías que es la fórmula del éxito del festival, lo que lo diferencia de otros?

Palencia Sonora apuesta por la calidad. Es un festival cómodo (en una ciudad que es muy cómoda, donde está todo cerca), no masificado (el aforo total es de 5000 personas), y es un festival que se hace con cariño y con corazón. Todo está bien cuidado. Tiene un equipo de gente muy involucrada.

Que tú traigas a una megaestrella o que el cartel sea increíble no garantiza que el festival triunfe porque se necesitan otras cosas: que la música suene bien, que haya comodidades como que la gente no espere, que el sitio sea chulo…

Y que involucre a la ciudad

Si tú haces algo que se centre en un recinto y solo lo vea la gente que paga una entrada, se va a quedar ahí. Se necesita llevar el festival a la ciudad para que la gente lo conozca y lo vea, y que se beneficien los hosteleros y el comercio. Uno de los éxitos del festival fue abrirlo a la ciudad, porque necesita eso para crecer.

Por ejemplo, Palencia Sonora intenta dar cabida a todos los colectivos que quieran sumarse y colaborar. Estamos abiertos a iniciativas que no necesariamente conllevan un rédito (muchas de ellas no lo tienen), simplemente por el hecho de que nos gusta que estén ahí.

¿Cuántas personas hay detrás de la organización del festival?

Más de 100, sin contar a los artistas.

Haciendo un repaso por la historia de Palencia Sonora, ¿cómo valoráis la trayectoria que ha tenido?

Estamos contentos porque, dentro de los festivales que conocemos, vemos que este tiene personalidad. De cara a vender entradas, puede que no sea lo más inteligente, pero de cara al futuro, a que perdure más en el tiempo, igual sí lo es. Hay festivales que apuestan por grupos que pueden ser más populares o están de moda (de hecho, la línea que separa lo indie y lo comercial es muy fina), pero son más pasajeros.

¿Es la razón por la que mucha gente repite?

Alrededor del 80% de la gente que viene, repite, lo que significa que la gente está a gusto y contenta con el trabajo. De hecho, en las redes tenemos muchas críticas positivas. Hay festivales que incluso tienen que borrar comentarios. Nosotros somos humildes con estas cosas, pero invitamos a la gente a que vea por sí misma que las cosas buenas que se dicen del festival son ciertas

¿Ha habido algún grupo que os haya costado mucho conseguir que venga a Palencia?

Muchos, sí. Ahora hay una burbuja muy grande, y grupos que cobraban una cantidad hace unos años ahora piden el triple. Eso pasa porque hay muchos festivales grandes que pagan esas cantidades, y afecta al resto.

¿Habrá alguna novedad este año con respecto a otros?

Cada año hay mejoras. Una cosa en la que no escatimamos, y que hace también que los grupos quieran venir, aparte de que el festival sea bueno, es en el equipo: siempre ponemos un equipo de primera, que suena genial. Otra de las cosas por las que quieren venir es porque les mola el sitio, les mola el trato y les mola el equipo.

Respecto a las novedades, este año hemos puesto una carpa electrónica llamada La Isla, que pensamos que hacía falta. Por lo demás, repetimos todos los escenarios del año pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here