El precioso espacio cultural de Becerril de Campos dedicado a la astronomía celebra el Solsticio de Invierno con un espectáculo para el que no se ha contado con actores, ni músicos, ni técnicos de iluminación: es la propia naturaleza la que se encargará de maravillarnos con su ciclo imperturbable.

Si el tiempo atmosférico lo permite, exactamente a las 13 horas, 16 minutos y 18 segundos (13h16’18’’), podremos presenciar el paso del Sol por la marca del Solsticio de Invierno de la línea meridiana que atraviesa el suelo de San Pedro Cultural. Y aún más mágico: por la tarde, en torno a las 16:30 horas, el Sol iluminará el nicho de las estrellas, una oquedad que durante las obras de restauración apareció en el ábside. Casualidad o magia, el nicho está decorado con estrellas de ocho puntas, como si hace 500 años alguien hubiera predicho que este lugar terminaría consagrándose al firmamento. Además, el sol lo alcanza solamente en los dos  solsticios. La estrella de ocho puntas es el símbolo de San Pedro Cultural en conmemoración de este hallazgo.

Una vez inaugurado el invierno, los asistentes podrán celebrarlo con buena música: a las 18:30 horas será el concierto ‘Recordando la época dorada de la música’ a cargo de Carmelo Ruiz, con temas de los años 60 y 70. La entrada será solidaria: un kilo de alimentos no perecederos para el Banco de Alimentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here