Ruesga repite como punto de referencia del ecoturismo en la mitad norte de la Península

La sostenibilidad es (o debería ser) una de las mayores preocupaciones de nuestro presente. Y es que no nos queda mucho futuro ni tiempo de disfrute de la naturaleza si no hay cuidado del medio ambiente, comenzando por nuestro entorno próximo.

El turismo es una de las actividades de mayor impacto ambiental. En su nombre se han transformado paisajes, explotado recursos y afectado modos de vida de muchas personas, sociedades y animales en sus propios hábitats.

Una de las formas de frenar esta tendencia es promoviendo modelos menos invasivos que permitan disfrutar de la naturaleza sin alterarla, fomentando, de hecho, su preservación.

Para las personas interesadas en alternativas de este tipo fue pensada la feria Naturcyl, que nació el año pasado para centrarse en el así llamado ecoturismo. El marco privilegiado de Ruesga en Cervera de Pisuerga volverá a reunir este mes, entre los días 27 y 29, una gran oferta de planes al aire libre relacionados con la observación de la fauna, rutas de senderismo a pie o en bicicleta, la astronomía, la botánica, la gastronomía regional y la conservación de la naturaleza.

La feria quiere ser un escaparate regional y nacional de propuestas de un ocio respetuoso con el medio ambiente y de desarrollo del medio rural, tras una primera edición que reunió a 50 expositores y acogió numerosas charlas y talleres con una gran afluencia de público.

Al igual que en la edición anterior, se ha lanzado un concurso de fotografía para profesionales y aficionados con diferentes categorías temáticas (el plazo concluye el día 1), cuyos ganadores integrarán una exposición itinerante por toda Castilla y León, entre otros premios consistentes en viajes, equipos de fotografía y observación, libros o estancias en Paradores Nacionales y Posadas Reales. El año pasado participaron 100 personas con más de medio millar de fotografías.

Para esta segunda feria se han anunciado muchas novedades, algunas de ellas relacionadas con la música y las tecnologías aplicadas al ecoturismo. Quizá la principal sea la invitación, a la región y al evento, a operadores europeos especializados en turismo de naturaleza, con el objetivo de dar a conocer internacionalmente los recursos y posibilidades de Castilla y León en materia de actividades en la naturaleza y en el medio rural.

Además, se ha llevado a cabo una fuerte labor de promoción del evento en otros foros como la feria FIO de Monfragüe (Cáceres), Ornitocyl en El Herradón (Ávila), Madbird en Madrid o la Birdfair de Rutland (Reino Unido).

Consulta el programa completo en www.naturcyl.com

Está claro que, como dijimos el año pasado, hay negocio en el ecoturismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here