Palencia, producto recomendado

125

En este mes de rebajas, le ponemos cinco estrellas al comercio palentino. Cambia la «compra en un clic»… Por la «compra en un plis»

La tiranía de la modernidad puede hacernos perder la cabeza. “El comercio tradicional lo que tiene que hacer es modernizarse”, opinan algunos. Ana Suárez, gerente de la juguetería Cábala, les suele responder con contundencia: “vale, nos modernizamos todos y cerramos las tiendas del centro para abrir naves en el polígono y vender online. ¿Qué pasa entonces con Palencia?”. Qué triste imagen la de una Calle Mayor llena de locales vacíos, sin nadie que la recorra arriba y abajo con la excusa de mirar escaparates.

La defensa del comercio de cercanía va más allá de la guerra contra los grandes monopolios del ecommerce. Es una cuestión de valores, incluso de ética, como la que proclama que no es justo probarse la ropa en una tienda física para terminar comprándola en un showroom online.

El trabajo, ese sagrado bien que nos sustenta y que tan a menudo pende de una cuerda floja, merece un respeto. Respeto, como mínimo, a quien se molesta en colocar el género, conocerlo, explicarlo y atender al cliente dedicándole todo el tiempo que necesite. Y con precios que, encima, son idénticos o incluso más baratos que en la web.

Pero hay más. Si bien los pequeños comercios online tributan y cotizan como cualquier tienda física, las grandes compañías multinacionales son cada vez más famosas por sus trampas para escapar del fisco. Una estimación del diario Expansión calcula que las cuatro sociedades con las que opera Amazon en España declararon el pasado año 289 millones de euros de beneficios, por los que pagaron 4 millones en impuestos de sociedades. Sin embargo, se calcula que su facturación superó los 4.200 millones de euros.

Es por ello que en PaCO valoramos con cinco estrellas el producto “Palencia”. Los propios comerciantes nos cuentan sus ventajas: lee, y dejarás de comprar en un “clic”… Para comprar en un “plis”.

1

CHEMA GONZÁLEZ (BOUTIQUE PAULA TEJEDO): “Me duele oír que la gente se va a comprar a Valladolid o León”

Su madre abrió la Boutique Paula Tejedo hace tres décadas y no ha habido crisis que haya vaciado los estantes de esta tienda de moda para mujer. Su público, señoras de cierta edad, pero también chicas de 30 o 40, continúa comprando en tienda física por el valor añadido de la calidad, la variedad, la atención personalizada y el servicio de arreglos. Si bien el comercio online no supone una amenaza para esta tienda de toda la vida, sí lamenta el cambio de hábitos del consumidor, tanto de la capital como de los pueblos de la provincia. “Me duele bastante que la gente diga que prefiere comprar en Valladolid o León. Van buscando cosas originales y terminan comprando más caro y gastando gasolina y parking, cuando aquí hay oferta y hay surtido de producto”.

2

LAURA DE SANTOS (UMAMATURA): “El comercio es lo que da vida a la ciudad”

El pasado año, la matrona Laura de Santos abrió esta tienda de artículos para la crianza y maternidad y asegura que, aunque los comienzos son difíciles, el público ha respondido bien a su apuesta por un modelo de tienda más innovador. “El comercio es lo que da vida a la ciudad. Qué pena cuando vas a una gran ciudad donde todo se focaliza en los centros comerciales y las calles están vacías”, apunta. Sobre Internet, afirma que es difícil competir con los precios de las empresas online, que gastan menos incluso en impuestos. Pero aún así lo consiguen, con un valor añadido: “cuántas veces ocurre que pides algo online y lo que recibes no es lo que esperabas. Nosotros asesoramos y ofrecemos un servicio postventa que no te da Internet”.

3

IVÁN GONZÁLEZ (GABÁN MODA HOMBRE): “Las Redes Sociales son de gran ayuda”

El gerente de Gabán ha sabido sacar provecho de la web y darle una vuelta de tuerca al modelo tradicional. “Muchos clientes vienen porque han visto nuestras fotos en Instagram o Facebook”. Ésa, afirma, es la adaptación que tienen que hacer las tiendas físicas para obtener beneficio de Internet y sumarlo a las otras ventajas que ya conocemos: “aquí asesoramos, pueden probarse las prendas con todo el tiempo del mundo, encargar los arreglos o devolverla con mayor facilidad”. Para este emprendedor, que afirma estar “encantado” con su tienda abierta en 2017, el esfuerzo pasa por ganarse la confianza del cliente para que quiera volver mediante “una buena atención al cliente, trato directo y un producto de calidad a un precio razonable”.

4

ANA SUÁREZ (CÁBALA JUGUETES): “El precio de nuestros productos es igual o menor que en Internet”

Elegir un buen juguete educativo no es tan sencillo como mirar un catálogo. “A veces dedicamos hasta una o dos horas a ayudar al cliente a escoger el tipo de juguete que busca para una edad, características, etcétera”, explica Ana Suárez, pedagoga y gerente de Cábala. Un asesoramiento experto que no puede dar ningún sistema de valoración de clientes online. Y lo mismo sucede en cuanto al precio. “Cada día entramos en Internet para ver qué hay y cuánto vale, y te aseguro que nuestros productos están en la misma línea o en muchos casos incluso más baratos”. Y aunque parezca una obviedad, los entregan en mano, envueltos con cariño, y con posibilidad de reclamar si una pieza viene rota o le falta una ficha al puzzle. “Hay que valorar todo ese trabajo”, defiende. Recuerda, además, que el centro de la ciudad no sería igual de atractivo sin tiendas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here