La colección «Castañuelas», de Pedro Miguel Pastor, en el Centro Cultural

34

Hasta el 5 de mayo se puede disfrutar en la capital de una muestra que viene a poner en valor una pequeña y singular parcela del patrimonio de la provincia

Las “CastaÑuelas” de Pedro Miguel Pastor, es una exposición impulsada por la Diputación de Palencia que pone en valor una pequeña y singular parcela del patrimonio de la provincia.

Todas las piezas mostradas han sido de uso común tanto en el baile de jotas y redondillas, como en la danza tradicional de carácter ritual y, aunque la mayoría de los casi 80 ejemplares hallados hasta ahora pertenecen casi en su totalidad a la Tierra de Campos y el Cerrato Palentino; fueron usados por toda la provincia, en diferentes casos y situaciones por hombres o mujeres.

Las antiguas castañuelas, pitos y tarrañuelas de la provincia de Palencia, son una minúscula pero interesantísima porción del rico patrimonio cultural de nuestra provincia, representando una parte de ese legado de nuestros predecesores y del cual tenemos como institución obligación de conservar para las generaciones futuras.

Para hacer las reproducciones se ha utilizado la visión de las piezas antiguas y en otros casos, la ayuda de los dibujos y acotaciones del catálogo “Las castañuelas de Palencia”, publicado por la Diputación de Palencia y coordinado por Carlos del Peso, Presidente de la Coordinadora de Danzantes.

Más allá de Palencia se encuentran ejemplares que representan con orgullo a las distintas provincias de Castilla y León y al resto de tierras españolas, incluido el vecino país de Portugal, con los pintorescos ejemplares de la colección de Ismael Peña.
Otro apartado especial de la exposición será la muestra de 15 maravillosos ejemplares de pitos y castañuelas del Convento de RR.MM Carmelitas Descalzas de San José y Nuestra Señora de la Calle de Palencia.

Sin duda una colección de fieles reproducciones de los antiguos ejemplares de la provincia, que ayudará a poner en valor esta pequeña y singular parcela de nuestro patrimonio, devolviendo a estos instrumentos la importancia, la vida y ese sonido tan nuestro, de nuestros pueblos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here