Crítica Musical por Esther Castro

Fuel Fandango, el flamenco electrónico que triunfa en el mundo, tiene parada en Palencia. Ale y Nita presentan su disco “Aurora”, repleto de temas bailables y letras profundas. Como ellos mismos comentan en entrevistas “queríamos un disco para hacer bailar y que tuviese garra en el directo”.

“Aurora” es un disco que, como el título indica, representa “un nuevo comienzo”. Después de Trece Lunas, este es un álbum más trabajado para los escenarios. El primer sencillo de “Aurora” fue “Salvaje”, un canción que habla de libertad y fuerza, y como ellos mismos resaltan, de “caballos galopando en la niebla en un mundo que cada vez nos tiene más domesticados”.

Si tenemos que sacarle algún pero es, quizás, las ganas de rasgar guitarra que tienen siempre, muchas veces innecesarias para una música ya completamente integrada que no necesita más floritura. Respecto a las letras, en sus discos siempre solía predominar más el inglés por la “musicalidad y fluidez” que le aporta a las canciones.

En este álbum, en cambio, casi la mitad de las letras son íntegras en nuestro idioma, algo de lo que Nita y Ale están especialmente orgullosos, ya que “nos hemos quitado el corte de usar el español”. Escuchándolo, se aprecia la buena integración de las letras en castellano, un miedo que muchos grupos tienen pero que Fuel Fandango ha solventado con éxito.

En comparación con sus otros discos, éste es más maduro en el sentido de reposado, cocinado a fuego lento, donde han exprimido la producción al máximo (de la que se encarga Alejandro). Y con ello han logrado crear temas quizá menos arriesgados, pero más apropiados para todo tipo de paladares.

Sus dos anteriores discos, “Trece Lunas” y “Fuel Fandango”, son álbumes hechos para consumir tranquilamente, para ver en un teatro, sentarte en un sofá con ellos. “Aurora”, en cambio, tiene el ritmo festivalero que nos encanta para el Palencia Sonora. Hemos visto a Fuel Fandango en distintos escenarios, y gracias a la gracia (valga la redundancia) de Nita y de la energía del directo, nunca decae el ritmo.

“Aurora” tiene varias colaboraciones con grandes del flamenco, como Estrella Morente o el Niño de Elche, que en sus dos temas le meten ese ‘quejío’ que corona un disco muy vital y muy pegado a las raíces. Es una pena que esos dos monstruos no puedan acompañar a Nita y Ale en los directos, porque sería una conjunción mágica para cerrar el concierto.

Hablamos de flamenco, pero hablamos también de funk, de soul, de jazz y de electrónica. Son cinco estilos que en España no podrían sonar mas distintos y que, sin embargo, Fuel Fandango siempre ha sabido mezclar en su justa medida, como si de un alquimista se tratara.

El peso de la puesta en escena lo tiene Nita. La fuerza de sus movimientos bailando copla y jugando con un abanico rojo acompaña a las melodías como el mejor maridaje.

Alejandro, en directo, se encarga de la parte técnica e instrumental y todo ello se integra en un espectáculo al que hay que ir con la mente totalmente abierta y receptiva.

A Fuel Fandango se los rifan en los festivales nacionales e incluso han tocado en sitios tan dispares como Nueva York, Finlandia o Hungría, por lo que contar con ellos en el Palencia Sonora es un verdadero lujo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here