Escuela Infantil Primeros Pasos: con paso firme hacia el futuro

91

Tu hijo es tu tesoro… Y sólo se lo confiarás a quien lo cuide tan bien como tú. Por eso tiene éxito la Escuela Infantil Primeros Pasos

Dicen que los niños no mienten, y menos aún los más chiquititos. Por eso, cuando una familia se acerca a la Escuela Infantil Primeros Pasos para pedir información (calle Azorín, en Cardenal Cisneros) antes de matricular a sus hijos, sus propietarios Rafa y Pilar abren la puerta de las clases y les invitan a que miren a los niños. «Así, tengo que explicar pocas cosas», indica Rafa.

La primera infancia es una etapa de la vida fundamental y los cinco profesionales de este centro son conscientes de la gran responsabilidad que tienen entre manos: sus niños y niñas no solo tienen que tener sus necesidades básicas garantizadas, sino que, cuando terminen este Primer Ciclo de Educación Infantil, deberán estar preparados para la vida, «que está de puertas para afuera», apunta Pilar. Esta maestra, que llevaba 22 años trabajando con niños cuando fundó Primeros Pasos, tiene clara su filosofía educativa: alcanzar la autonomía y ser capaces de aprender por sí mismos.

Una meta que no puede lograrse si se concibe la Escuela como una mera ludoteca donde ‘‘aparcar’’ a los niños en una trona o a su libre albedrío. «Desde el primer día hay que transmitirles unas normas y unas rutinas, que les dan estabilidad emocional y confianza» y que se enseñan con todo el cariño. A partir de ahí, las profesoras están formadas para trabajar la estimulación temprana desde los 4 meses, con recursos de probada eficacia como la lengua de signos, entre otros.

«Primero incidimos en el área motora, muy importante para conseguir su autonomía». Con su proyecto educativo, construido sobre lo mejor de cada metodología, logran hitos como «que los bebés de meses estén cinco minutos atentos en la asamblea… Y los niños de dos años, hasta 40». Disponen de una clase de bebés, dos de niños de un año separadas por edad de nacimiento y una de ‘‘mayores’’, de dos añitos.

La Escuela Infantil Primeros Pasos piensa también en la conciliación familiar. Sus puertas abren de 7:30 a 20:00 horas, de lunes a viernes y todo el año excepto festivos, con un horario solo un poquito más ajustado en verano -y días especiales como Nochebuena- y flexibilidad horaria para entrada y salida. Ofrece proyecto pedagógico de mañana y de tarde y los peques pueden incluso acudir a turnos si sus padres lo requieren.

Disponen de servicio de comedor, con menús confeccionados por nutricionistas garantizando un equilibrio nutricional adecuado a su edad, y se adaptan a cualquier requerimiento especial. Los papás y mamás pueden, además, acudir al centro siempre que quieran: «si por la mañana tienen un rato y quieren pasar a ver qué hacen sus niños, nosotros encantados. ¡No hay nada que esconder!», apuntan.

Aquí se cumple con creces la condición que toda familia busca en una guardería: «los niños están como en casa, porque los tratamos como a nuestros propios hijos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here