Mirta Rojo (Palencia, 1986) ha hecho de su mirada su modo de vida. Creativa por naturaleza, se enamoró de la fotografía como medio de expresión cuando entró como becaria al grupo Condé Nast. Con solo 24 años fue nombrada fotógrafa residente de El País SModa. Su trabajo es habitual en este suplemento y en Vogue, Glamour, GQ, Vanity Fair o ICON. Y antes de cumplir los 33, ya es la primera mujer fotógrafa oficial de los Goya.

Cuenta que su mirada creativa le viene de su padre, que ve fotos bonitas en cada rincón de sus paseos por el Puente de Torquemada, en compañía de sus hermanas. Una mirada que ahora es elogiada por la propia Academia. Hacemos esta entrevista en los días previos a la Gala (2 de febrero). Si lees estas líneas después, no olvides entrar en el Instagram @Academiadecine para comprobar cómo fue su sesión.

Primera mujer fotógrafa oficial de los Goya, y palentina. Piedad Isla estaría orgullosa… ¿Usted lo está?

Como mujer por supuesto que me siento orgullosa, pero sobre todo porque se ha valorado mi trabajo. No deberían hacerse ciertas diferencias, sino que debería valorarse méritos como la capacidad para afrontar un proyecto, con independencia de si lo ha hecho un hombre o una mujer.

¿Hay techos de cristal en la fotografía de moda? Como mujer y como joven…

Me ha pasado varias veces que, cuando voy a una sesión con un asistente chico, se piensan que el fotógrafo es él, sobre todo si es más mayor que yo… Y me toca levantar el dedo y decir ¡eh, estoy aquí! Quizá por ser mujer o porque me ven muy joven para mi trayectoria… Al final les invito a que miren mi web, conozcan el trabajo y confíen en lo que hago.

En la Gala va a fotografiar personas en el set del backstage ¿cómo mantendrá la elegancia entre migas de canapés y ojos achispados por el champán?

Lo bueno es que el set va a estar montado durante la gala, con lo cual la gente, aunque estará nerviosa por el premio, tendrá más calma que durante la fiesta privada posterior. Ahí, como el trabajo ya estará hecho tocará relajarse, pero durante la gala iremos haciendo las fotos según vayan saliendo los actores y actrices. Y si están nerviosos o emocionados…

Precisamente queremos captar esas sensaciones, que no se queden parados ante la cámara, sino que transmitan sus emociones… Porque lo primero que hacen los premiados tras recibir el Goya es venir a hacerse la foto oficial.

¡Qué diferente del trabajo en estudio!

¡Sí! Al final, en una sesión de fotos los actores saben a lo que van: conocen la idea previamente y van concentrados, por ejemplo, en vender un estreno. Lo bueno de esta sesión de los Goya es que será el quinto año que se monta el set para Instagram, así que los actores y actrices ya lo conocen. Me contaban como anécdota que algunas actrices incluso esperan para hacerse la foto y poderla compartir también con sus seguidores de Instagram, así que espero que vayan preparados y cuenten con la sesión de fotos.

Le gusta jugar con texturas y colores ¿Qué elementos usará como apoyo en el set? Tiene el encargo de diseñarlo…

Va a ser un set de moda más clásico enfocado al retrato. No podré jugar demasiado con ciertos elementos porque tendremos muy poco tiempo y la Academia busca que los personajes se vean bien. He intentado poner más creatividad en el set y tenemos ideas muy bonitas, a ver qué podemos conseguir…

Me ha pasado en las sesiones que, al verme mujer y joven, se piensan que el fotógrafo es mi asistente chico

Decía en una reciente entrevista con Diario Palentino que no es mitómana y no suele hacerse fotos con famosos. Sea sincera… ¿Será capaz de resistirse a posar con la estatuilla?

¡Has dado en el clavo! No hago más que pensar: ¿Tendré algún momento para hacerme la foto con un Goya? Como lo pille, con mis chicos ayudantes… ¡La foto está asegurada! Vamos a tener muy poco tiempo y va a ser muy estresante, porque el set lo montaremos antes de la Gala. Espero que me dejen una estatuilla para hacer una foto del set antes de que comience. Quizá ése sea el momento…

Durante su corta pero intensa carrera ha hecho cientos de retratos. ¿Cuál ha sido su foto más difícil?

Con los actores y actrices es más fácil: están acostumbrados, se saben mover, saben qué hacer… Es más difícil con personas que no están familiarizadas con las sesiones. Me viene a la mente un reportaje muy bonito, pero complicado, que hicimos para SModa: retratos a 40 mujeres diferentes, tomados en solo dos días [puede verse en goo.gl/Hw3UyL].

Fue un reto complicado porque no estaban acostumbradas, querían verse bien, les costaba sacar un gesto… El fotógrafo al final busca recursos para transmitir algo, más allá de sentar al personaje y disparar. Hay algunos celebrities más complicados que otros, pero en general confían en tu trabajo y, como ahora disparamos con el ordenador, les puedes mostrar en el momento que tus fotos son buenas.

La técnica se aprende, pero la mirada de Mirta Rojo, elogiada por la Academia… ¿es una genialidad innata?

Pienso que el mundo creativo es algo que tiene que gustarte, y te gusta si lo llevas dentro desde niña, por lo que algo innato sí que es. Luego hay que desarrollarlo y ahí entra la formación, el esfuerzo y trabajo de cada uno.
Yo he tenido mucha suerte también al tener el apoyo de mi familia, ya que empezar en Madrid no es fácil.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here