DABBER BHATA: Exposición fotográfica de Marina Escudero

68

LA VIDA EN UNA FÁBRICA DE LADRILLOS DE LA INDIA,
RETRATADA POR LA FOTOPERIODISTA PALENTINA MARINA ESCUDERO

Una beca Argo le dio a la periodista palentina Marina Escudero la oportunidad de contectar con otras realidades. “Después de terminar la carrera en Valladolid, viví en Portugal y en Francia. Así que la posibilidad de marcharme a la India me pareció fácil. Me equivocaba: aquello no tenía nada que ver con Europa”.

De aquel viaje salieron varios reportajes fotográficos que Escudero expone ahora en Palencia. Tras mostrar parte de su trabajo el pasado noviembre en La Briquetera de Venta de Baños, presenta ahora la exposición ‘Dabber Bhata’ en la Biblioteca Pública del 1 al 15 de febrero.

La muestra narra a través de unas 40 imágenes la realidad que se vive en la fábrica de ladrillos llamada Dabber, asentada en un extenso territorio donde no hay más que precarias instalaciones fabriles de este tipo. “Son kilómetros y kilómetros en los que se construyen asentamientos en torno a los hornos en unas condiciones ínfimas”, explica. Ni siquiera llegan a edificar casas, pues los temporeros trabajan desde el mes de septiembre hasta que dan inicio las lluvias de los monzones, que arrasan con todo, y deben marchar.
“Aquí viven familias procedentes de otros lugares de India, casi siempre de los estados más pobres. Trabajan aquí para poder ahorrar y volver a casa con un dinero que les permita, por ejemplo, comprar una cabra o un terreno y vivir algo mejor”, detalla la periodista, cuyo trabajo de campo consistía en tomar imágenes y escribir textos para la ONG It Will Be.

Cada temporero cobra al final del día por ladrillo, fabricado de forma totalmente artesana. “La alfabetización es muy baja y muchos no saben contar, por lo que es fácil que les estafen”. Sobre el terreno, las organizaciones humanitarias recogen a los niños en autobús para trasladarles a la escuela, convenciendo a las familias de que, si aprenden a leer y contar, sabrán cuántos ladrillos deben cobrar al final del día.

Su exposición, que tiene a las personas y sus rostros como protagonistas, “no pretende dar pena, sino poner cara a estas personas, víctimas colaterales de un sistema opresor”. En la actualidad, Escudero continúa haciendo reportajes internacionales de carácter humano como freelance, que ha publicado en revistas como Luces o Planeta Futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here