Coti nos canta «al oído» en su concierto del Teatro Ortega

39

El cantante argentino siente más nervios ante un público reducido. Tal vez por eso ‘Cercanías y confidencias’ es un concierto tan especial, que podrás vivir el día 15

 

«Me pongo más nervioso cuando canto para unos pocos que en un escenario frente a miles de personas», contaba Coti Sorokin hace un par de años antes del concierto privado en el que presentó Verso, su pequeña aventura enológica. Tal vez por eso sus conciertos en pequeño formato ofrecen un plus de autenticidad y emoción, algo que tendremos ocasión de comprobar el 15 de marzo en el Teatro Ortega a las 21:00 horas.

A diferencia de otros conciertos que ha ofrecido en nuestra provincia, el último en las fiestas de Villarramiel del pasado verano, ‘Cercanías y confidencias’ es un espectáculo diseñado para acercar al público al Coti Sorokin más auténtico. Según prometen desde el Teatro Ortega, se trata del «proyecto más íntimo del cantante y compositor» de éxitos como ‘Nada fue un error’, ‘Antes que ver el sol’, ‘Otra vez’ o ‘Color esperanza’ (escrita para Diego Torres).

El espectáculo lleva el subtítulo ‘Capítulo II’, porque retoma y actualiza la gira iniciada en 2016, en la que Coti Sorokin se enfrentaba solo a su público con su piano, bandoneón, armónica y guitarra, como todo el hombre orquesta que es. Ahora, le acompañan  tres músicos de cuerda para lograr, juntos, «una conversación musical única» entre artista y público. Casi como si cantara directamente a nuestro oído. La elección de las cuerdas como acompañamiento no es casual, sino que rinde homenaje al disco grabado en directo en el Teatro Colón de Buenos Aires junto a una orquesta de cuerda.

El concierto se articula en torno a los temas que han cambiado para siempre la historia del pop-rock latino: «el saber por qué y dónde nació  una canción es la esencia de este espectáculo». Canciones escritas en diferentes ciudades de España, Argentina, México o Colombia, mientras Coti Sorokin estaba de gira, de promoción o simplemente de turismo. Canciones, por tanto, contaminadas por el bagaje de este artista que creció junto a los hermanos Calamaro para emprender después su propio camino musical a ambos lados del Atlántico.

«Cuando interpreto despojadas estas canciones, el sonido puro de la guitarra y la voz me recuerda aquellas atmósferas donde me encontraba al escribirlas. Me arrima aquel sentimiento primero que me impulsó a crearlas», ha escrito Coti sobre este proyecto.

«Los conciertos acústicos propician esa cercanía especial con el público, pero también con algo de aquella atmósfera. El paisaje exterior en el que me encontraba, pero también el paisaje interior. Ahí donde se anidan los recuerdos y las inquietudes que me llevaron a componerlas».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here