El grupo Aldagón Teatro, de Paredes de Nava, gira por cinco localidades de la provincia su montaje dedicado a la Semana Santa, creado a partir de textos de autos sacramentales del siglo XVI

El Servicio de Cultura de la Diputación de Palencia consagra al teatro su programación propia de Semana Santa con un ciclo de representaciones del ‘Auto de la Pasión’ de Aldagón Teatro, grupo de Paredes de Nava. Un montaje estructurado a partir de textos recopilados de autos sacramentales del siglo XVI, que nos harán revivir la pasión de Jesús, viajando entre la ensoñación y lo real, entre el Antiguo Testamento y el Nuevo; una doble ambientación que se recreará con un juego de luz y efectos.

En el campo de lo irreal se representarán personajes como Lucifer y el Ángel que evocarán la escena del árbol del Edén, como responsable del pecado original. En contraposición, una cruz, símbolo de un protagonista ausente, Jesús, representará la salvación.

A su alrededor, en el campo de lo real, estarán la Virgen Madre, Juan, María Magdalena, Verónica, Pilatos, etcétera, con un total de once actores, entre ellos el director, Arturo Sánchez.

Éste es el calendario de representaciones:

  • 6 DE ABRIL: Autillo de Campos, Iglesia de Santa Eufemia, 20:30 horas
  • 7 DE ABRIL: Autilla del Pino, Iglesia de la Asunción, 20:30 horas
  • 13 DE ABRIL: Palencia, Ntra. Sra. de la Calle, 20:00 horas
  • 14 DE ABRIL: Frechilla, Iglesia de Santa María, 20:30 horas
  • 20 DE ABRIL: Paredes de Nava, Centro de Interpretación de Tierra de Campos, 21:00 horas

1 Comentario

  1. A falta de acudir en persona a la representación de este Auto de Pasión (cosa que haré este fin de semana) interpretado por el grupo Aldagon, querría puntualizar algo que no me parece coherente con la manera de pensar y de creer de autores, lectores y oyentes de los autos de Pasión escritos en el siglo del XVI y que aparece de forma explícita en la reseña colgada en página de Paco Magazine. En el siglo XVI, NADIE diferenciaría entre personajes denominados «reales» en la reseña (La Virgen, María Magdalena, Pocio Pilatos, Jesús) e «irreales»: El ángel y Lucifer En un Auto de este tipo TODOS, incluidos ángeles y demonios forman parte de la vida cotidiana y real de las gentes, lo que quiere decir, para que me entiendan, que la gente de entonces departía con unos y otros. Si desvirtuamos esta realidad, bien lo haga un grupo de teatro, un periodista, un historiador o una Institución pública, lo que hacen es contemporizar, pecado original característico de los historiadores marxistas y de los laicos que se apropian de la religión. Lo que representan ya no sería el Auto Sacramental, sería otra cosa. Y dado que estamos en Cuaresma, lo que toca es presentarlos el original y no la copia desvirtuada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here