Alfredo García Andrés, artista plástico: «En una obra, lo más difícil es la intención»

140

Alfredo García Andrés (1956 – Relea de la Loma, Palencia) ha protagonizado más de 50 exposiciones individuales en España, Namibia, Sudáfrica, Eslovaquia, Eslovenia y Austria; así como un centenar de exposiciones colectivas. También ha participado en seis talleres internacionales. Después de cuatro décadas, su obra se cuenta por miles. Este mes, expone en la Casa Junco ‘Caminos convergentes’, una recopilación de trabajos realizados desde su regreso a Palencia en 2012 hasta la actualidad, que aborda la convergencia de la naturaleza, la mitología y el simbolismo desde técnicas como la pintura, la escultura o el grabado.

Nació con un pincel bajo el brazo…

Empecé a pintar a los 14 o 15 años: fui a una tienda y compré papel y pinceles. Después me formé, primero dos años en Palencia con Godofredo Aragón y luego tres años en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Una formación digamos extraoficial que después se completó con cantidad de talleres de escultura, grabado, dibujo… Poco a poco uno va aprendiendo, pues se aprende pintando y esculpiendo.

Tras una primera influencia de artistas clásicos su obra ha recorrido varios “ismos”, desde el cubismo y el geometrismo hasta la forma esquemática. ¿Dónde está en 2018?

En el mismo sitio… Sigue siendo bastante figurativa, aunque no realista. Descriptiva, si se quiere. Hay ecos del surrealismo en mi trabajo, pero es una mezcla de varios “ismos” que he ido adaptando a mi obra. Yo me ciño a mis ideas. Por supuesto que toda mi obra sigue un hilo conductor, pero estoy buscando constantemente. Una búsqueda de algo nuevo, que aporte algo personal al arte. No consiste solamente en saber hacer una cosa bien, sino también en cómo la haces, cómo te expresas con ella para llegar al público. La intención es lo más difícil en una obra. Y la mía sigue ahí, en ese círculo de figuración, simbolismo…

Esta exposición la titulo “Caminos convergentes” y trata la convergencia de la naturaleza, del simbolismo y de la mitología, un campo en el que llevo mucho tiempo trabajando.

Su gran dominio de diferentes técnicas es una ventaja. ¿Cómo es su metodología de trabajo?

Lo primero que hago es plasmar la idea en un dibujo y luego llevarla al grabado, la escultura o la pintura en función de lo que esa idea me pida. A medida que vas trabajando hay pequeñas transformaciones pero la idea principal se mantiene.

Veremos una colección de más de 40 pinturas, esculturas y grabados. ¿Son obras inéditas?

Una de las obras que Alfredo García Andrés expone en la Casa Junco

No del todo, pues algunas han sido expuestas con el grupo al que pertenezco, Artistas Independientes +. En todo caso son obras creadas desde mi regreso a Palencia en 2012 hasta la actualidad, una recopilación de las series, que son mucho más extensas de lo que se presenta.

Hablando del grupo… ¿Qué importancia agruparse para un artista de una ciudad pequeña?

Para mí es muy importante. He estado siempre en grupos: dos en Madrid, dos en Namibia, uno en Viena… Y ahora otro aquí. Para mí es una necesidad, te permite salir de la soledad con que trabajamos los artistas; tomarte un café con alguien con quien compartes afinidad. Cada uno tiene su estilo y su técnica, pero siempre hay un enriquecimiento mutuo, todos nos enseñamos algo. En Palencia, como en otros lugares, se necesita empuje y que nos hagan más caso. A nivel general se observa en el deporte: ocupa un espacio mucho mayor que la cultura en los medios de comunicación.

Regresó a Palencia después de un largo viaje por lugares como Namibia, Viena o Eslovaquia. ¿Qué se ha traído en la maleta?

Cada sitio al que vas te aporta una cosa: conoces gente diferente, con otra mentalidad y perspectiva. También en lo que respecta al arte. Por ejemplo, me encanta el arte africano,esa ingenuidad con la que hacen las esculturas sin preocuparse de que sea una cosa perfecta…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here