Alaska: «No existe la excusa de ‘no puedo hacerlo'»

56

Ilustración de Carlos Rodríguez Casado.

A principios de este año, Fangoria publicaba Extrapolaciones y dos preguntas (1989-2000), un disco que celebra sus treinta años de trayectoria a través de trece canciones de grupos a los que Alaska y Nacho Canut admiran, en su mayoría poco conocidos para el gran público, y dos nuevos temas propios.

En octubre llegará la segunda parte, titulada Extrapolaciones y dos respuestas, que, con el mismo esquema, repasará canciones de otros tantos grupos desde 2001 hasta la actualidad. Pero, antes de eso, Fangoria recalará en Palencia el 2 de septiembre para actuar durante las fiestas de San Antolín.

En medio de la espera, hablamos con Alaska de pasado, presente y futuro, y vamos abriendo boca de cara a su próximo concierto en la ciudad.

Imagino que esta gira estará siendo muy especial para vosotros: llena de recuerdos pero, al mismo tiempo, llena de ganas de continuar. Esto es un poco lo que hay en Extrapolaciones: por un lado revisitar canciones de otros, pero también traerlas al presente y adaptadas a vuestro universo
Sí, y también por eso, en cada uno de los discos, hay dos canciones nuevas de Fangoria, que es lo que hace el nexo entre lo que hemos sido a través de las canciones de otras personas que nos han gustado y que nos han acompañado, y que ha sido la banda sonora de nuestra vida, como nos pasa a todos; y luego esas canciones nuevas, que son nuestro momento actual.

Estas versiones, ¿podrían considerarse una forma de agradecer y de devolver lo aprendido a vuestros referentes?
Es más una forma de reconocerte en lo que eres porque, cuando haces una versión de algo que te gusta, estás haciendo una declaración de intenciones: por qué esa canción y no otra, por qué ese grupo y no otro, y te sitúa mucho en el momento. Por ejemplo, en el disco que ya salió antes del verano, se ve muy claro qué es lo que nos interesaba a nosotros de lo que se hacía en los años 90, que no tiene nada que ver muchas veces con lo que masivamente se estaba escuchando, o con aquellos grupos que cantaban en inglés y copiaban a los grupos tipo Nirvana. Se ve que había otro mundo, que es el que a nosotros nos interesaba. Es una pequeña declaración de principios.

Y la segunda parte puede servir también de nexo entre generaciones
Seguramente este disco primero ha sido muy desconocido musicalmente para la gente más joven. A lo mejor las canciones que vienen en el nuevo disco son más fáciles de reconocer para la gente más joven, o a lo mejor no, porque a lo mejor tampoco son las canciones y los grupos más habituales. No lo sabré hasta que salga y sepa un poco lo que pensáis.

Por otro lado, Extrapolaciones también es una forma de hablar indirectamente de uno mismo o de la realidad, que es algo que tiene que ver con lo que se hace en el cine (un medio con el que os identificáis habitualmente), ¿no?
Ah, pues está muy bien visto por tu parte porque, sí, da igual que sea una canción tuya la que grabes, o una canción de otro grabada y adaptada a lo que tú eres; estás hablando de ti mismo. Uno de los primeros discos que oímos de este tipo cuando éramos adolescentes, de una persona que te gusta y que graba canciones de otros, fue Pin Ups de Bowie, y realmente, sí, para nosotros era una forma de conocer grupos y canciones que no sabíamos que existían; pero sobre todo de saber más cosas sobre Bowie, y no necesariamente con canciones de él sino a través de las canciones que él había elegido de otros.

Venís de la autoproducción en vuestros comienzos. Habéis tenido etapas de más y de menos hasta ahora, que estáis con un gran sello. ¿Qué lecciones importantes habéis sacado de vuestra trayectoria?
Básicamente, que si quieres, se puede. Si tú lo que quieres es hacer música y hacer un concierto, puedes; igual nadie te llama de Palencia o de un festival, pero alquilas una sala pequeñita y tocas para las 200 personas que a lo mejor son las únicas que te siguen. Y si nadie te saca un disco, trabajas, como hacíamos nosotros, como discjockeys, y con el dinero que sacábamos teníamos dinero para grabarnos un próximo disco. No existe la excusa de “no puedo hacerlo”. Tú puedes hacerlo siempre.

¿Teníais un plan B?
No. Los planes B eran las otras cosas que hacíamos para autofinanciarnos: ser djs; yo, hacer televisión… Porque los conciertos también nos costaban dinero en su momento. Al principio, ni siquiera sacábamos el dinero suficiente para pagar esos alquileres, pero hacíamos otras cosas. La música, en el fondo, es una ficción, y te lo tienes que tomar así: a veces te da mucho dinero y es total, a veces todo va muy fácil y sale exactamente como quieres, y a veces trabajas en otras cosas para seguir haciéndola.

Supongo que también habréis aprendido a decir que no a muchas cosas
Sí, y eso está muy bien porque es muy fácil decir que no, por ejemplo, en este momento porque, entre otras cosas, no tenemos tiempo ya casi de más; entonces, es muy raro que nos puedan proponer algo que podamos hacer por tiempo, o que nos apetezca más allá de lo que ya hacemos. Pero, cuando te ves mal, te ofrecen cosas que a ti no te apetecen, te insinúan que te iría mejor si las hicieras, o que por lo menos las hagas por dinero, y sabes que eso no lo tienes que hacer. Eso es total, poder haberlo hecho y poder seguir haciéndolo.

Mirando hacia el futuro, ¿qué metas o proyectos os ilusionan ahora? ¿Hacia dónde os gustaría ir?
Pues, realmente, nosotros nunca hemos sido de grandes metas y grandes proyectos. Para nosotros es suficiente lo siguiente, que ahora mismo es tocar este verano, sacar el disco en octubre, volver a tocar el año que viene en primavera y en verano… No pensamos mucho más allá de eso.

¿No estabais trabajando en una serie de la que ya había un episodio piloto?
Ah, bueno, esa es una cosa de Mario y mía, y sigue siendo un piloto. Hasta que no se haga realidad, es uno de esos proyectos que puedes tener por ahí perdidos, que ni siquiera sabes si van a salir.

Por de pronto, uno de vuestros próximos destinos es Palencia, que ya conocéis
Pues nosotros encantados, porque a veces tardamos mucho en pasar por determinados lugares, como Palencia. Es genial poder estar por allí en septiembre. Y eso que nosotros somos como las folclóricas: estamos siempre en contratación abierta y vamos adonde nos llamen. Muchas veces, la gente nos pregunta por qué no vamos a tal o cual sitio, y contestamos que porque no nos llevan. Nosotros vamos allí donde se puedan dar las condiciones necesarias para que toquemos.

Siempre os gusta ese trasvase y habéis hecho ambas cosas: tanto tocar en grandes estadios como en fiestas locales. ¿Qué traéis a Palencia en esta ocasión?
El repertorio que nosotros consideramos más de verano, que es el que tiene que ver más con las fiestas populares, con los festivales y con un público que no necesariamente es el tuyo y que a lo mejor va por curiosidad y se mezcla con el que igual sí que conoce todo tu repertorio. Un repertorio variado de toda nuestra trayectoria, para estar todo el tiempo sin parar sobre el escenario.

Y supongo que el mismo mensaje de libertad, de hacer lo que te gusta y, sobre todo, de respeto a lo diferente que siempre habéis defendido
Yo creo que eso se defiende haciéndolo. Nosotros nunca hemos sido ni de grandes pancartas ni de grandes reivindicaciones. Lo hacemos haciéndolo, de la forma más normal que nos parece, que es trabajando con la gente que nos gusta (independientemente de que sea blanca, negra, heterosexual, transexual…), recorriendo España con esa gente y haciendo que todo sea lo más normal posible. A veces, yo le doy más valor a hacer las cosas que a decirlas.

¿Qué supone para vosotros esta gira por fiestas locales en el interludio del disco que está por salir, esa segunda parte de Extrapolaciones?
Justo me pillas en el estudio. Tenemos que retocar todavía alguna cosa porque el disco sale en octubre, y presentamos una segunda parte: las canciones de van de 2001 al presente.

¿Qué canción, vuestra o de otros, dirías que habla bien del momento actual, a grandes rasgos?
¡Hmm! Qué buena pregunta. Pues, por ser optimista, te diría La revolución sexual de La Casa Azul; y, por ser pesimisma, Todo nos parece una mierda de Astrud.

¿Ya podéis adelantar algo del nuevo disco o tendremos que esperar hasta octubre?
No, porque creo que sería triste saberlo antes. Este primer volumen era muy sorprendente porque nadie sabía lo que estábamos haciendo. Ahora que sabéis que hay un segundo volumen, supongo que todos tenéis en la cabeza canciones o grupos que pensáis que deberían estar, y es menos sorprendente, así que dejémoslo para cuando salga.

¿Repetís con Guille en este disco también?
Hacemos exactamente el mismo sistema que tiene el disco anterior porque entendemos que son el mismo disco partido en dos. Las dos respuestas son canciones hechas con Guille Milkyway, y el resto de las canciones, exactamente igual que el anterior, están producidas, unas con Juan Sueiro y otras con Jon Klein.

Este va a ser un año de no parar con este nuevo disco porque imagino que os meteréis en gira directamente
No directamente, porque yo en medio tengo gira de teatro con Mario, Bibiana y Manuel, que hicimos una obra de teatro hace un año y hemos decidido que queremos seguir haciendo teatro juntos. Estrenaremos una nueva obra en cuanto terminemos la gira.

Esperemos que esa obra pueda llegar también a Palencia
¡Ojalá! Ojalá que sí. Por lo menos en este primer hueco, que es de octubre a marzo, porque luego volvemos a iniciar la gira con Fangoria. Y, si no, en la segunda parte, que será a partir de octubre del año que viene. Habrá dos huecos para poder verla.

En cualquier caso, nos vemos muy pronto
Muchas gracias. Un besito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here