6 curiosidades que no sabes de Grijota

77

1. «Iglesia Alta»

Los primeros asentamientos documentados en esta orilla de la Laguna de la Nava (más extensa que la que conocemos hoy) datan de los siglos IX-X, durante la Reconquista. Su primer topónimo Aecclesiam Altam (iglesia alta) derivó a Grijota. ¿No le encuentras explicación? De la voz latina Aecclesia (a su vez enraizada en el griego) deriva iglesia, pero también egrija o igreja (usada en portugués), mientras que alta derivó a ota. Iglesia Alta, en referencia al primitivo templo sobre el que se edificaría la ermita de Nuestra Señora de los Ángeles.

2. El Mar de Campos

Hoy en día pensamos en espigas cuando oímos hablar del ‘‘Mar de Campos’’, pero lo cierto es que este mar era realmente acuático, hasta el punto de que Francisco Vighi habló en un poema de «los marinos de Grijota». Antes de su desecación en el siglo XX, la Laguna de la Nava llegaba a superar las 5.000 hectáreas en épocas lluviosas, siendo uno de los humedales más importantes de la Península. La salubridad de ‘‘Las Cinco Villas’’ de la Laguna (Grijota, Villaumbrales, Becerril de Campos, Villamartín de Campos y Mazariegos) fue uno de los argumentos esgrimidos a favor de la desecación, por «los efectos de las fiebres que en ciertas ocasiones ven mermado su vecindario», según escribió Becerro de Bengoa.

3. Del Canal, el pan

Hasta nuestros días ha llegado la fama del pan de Grijota, pero el mérito fue tanto de la sabiduría de sus panaderos (y especialmente panaderas, por cierto) como del Canal de Castilla. Gracias a esta gran obra de ingeniería se asentó en el pueblo la industria harinera, con decenas de molinos y fábricas de harina a los que siguieron los denominados «hornos de pan-cocer». En Grijota podemos admirar, por cierto, la doble esclusa 28-29 y la triple esclusa 25-26-27 de El Serrón.

4. Moneda de cambio

Y como de marinos en tierra va la cosa, uno de los episodios históricos más curiosos sobre Grijota es su venta al banquero Agustín de Spinola por parte del rey Felipe II allá por el año 1581, con el objeto de obtener fondos para la Armada Invencible.

5. Un traje para todos

Los grijotanos vestían un traje único en la provincia, considerado de gran estilo, sin perder la austeridad castellana que marcaba incluso la ley. De hecho, del traje grijotano se habló en un Congreso Internacional de Artes Populares celebrado en París en 1928. La versión femenina, el atuendo de las panaderas del siglo XIX, es el origen del traje regional típico de Palencia, como vimos el pasado año en una exposición comisariada por Carlos Porro, celebrada en el Museo de Palencia.

6. Abilio Calderón

El personaje más ilustre nacido en el pueblo de Grijota fue Abilio Calderón (1867-1868). El que fuera ministro de Fomento y de Trabajo, Comercio e Industria durante el reinado de Alfonso XIII llevó algunos avances a su pueblo natal, como la ampliación del Puente de Don Guarín o una nueva carretera, por valor de 45.000 pesetas.

Fuente: GUTIÉRREZ APARICIO, Julián: Grijota: pueblo con historia. Imp. Lifer, 2004.
Foto: Ayuntamiento de Grijota.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here